viernes, 1 de abril de 2016

EL RELATO K

Si hay algo que la derecha hace muy bien es crear imaginarios conceptuales peyorativos. O sea, la utilización tergiversada de determinados elementos comunicacionales como la palabra para que el solo hecho de su mención sea una descalificación profunda hacia el otro.

El objeto de ello es cortar, coartar y/o obstruir cualquier posibilidad de debate de ideas.

Una de las simbologías más palpables es la utilización de la letra K – del apellido Kirchner - como un detrimento hacia aquellos que militaron, militan y adhieren a un proyecto político.

Su sola mención – “Ah, pero vos sos K” – es óbice para terminar la discusión, porque se ha trasladado a cierto imaginario como una discapacidad política o como un elemento autoritario con quien no se puede discutir.

Lo mismo ha sucedido y sucede con el término “Relato”. La imposición de este como un concepto, en principio sólo atribuible al kirchnerismo, desgajado de la realidad como si fuera un cuento fantástico persigue, precisamente, la descalificación de alguien - de todo una fuerza política, como también de un proceso político - que tiene una visión e interpretación de la historia reciente distinta con una visión política determinada, pero no por ello menos calificada.

El vocablo relato no tiene una sola acepción y esto, es importante resaltarlo. Porque al imponerse una sola acepción del mismo, como se persigue por parte de los sectores dominantes e instalado en cierto imaginario colectivo – “relato político fantástico” – lo que se hace es construir o ir en la dirección de la construcción de un discurso único cuya validez es “indubitable”, no tiene oposición y, por lo tanto es inexorable.

Desde esa perspectiva lo que se pretende es el “autoritarismo” de una sola forma de expresar y de ejecutar el pensamiento político en la praxis.

En definitiva, descalificando al otro – sin entrar en profundidad en el debate político – se lo aparta de la escena y, ese apartamiento de la escena del otro por dicha descalificación y no por la contraposición de ideas, es un acto de fascismo encubierto de “ acto democrático”.

El término relato no es un concepto univoco, tiene varias acepciones.

En tal sentido relato es una narración estructurada en la que se representan mediante el lenguaje, hechos, acontecimientos o sucesos. Los relatos pueden ser ficcionales o representar personas o sucesos históricos.

Sin embargo, la imposición es el relato ficcional, con el sólo objeto de, como ya hemos referido, la descalificación política sobre todo de determinados hechos y procesos políticos, que sin poder refutarse – gracias a esa construcción del imaginario -, mágicamente, entran en “contradicción” con la “realidad política.

Pero el relato puede ser literario, testimonial o histórico.

Así el relato literario es el que se encuentra en todos las manifestaciones literarias como la leyenda, fábula, cuento, novela, epopeya, etcétera.

Y por lo general se representa mediante la escritura. El relato construye el carácter de un personaje, que genera identidad, y se forja gracias a la historia del personaje, si hay pérdida de la identidad del personaje tiene que ver directamente con la configuración del relato. Generalmente se asume valores estéticos debido a que la literatura es considerada una forma de expresión artística.

El relato testimonial podemos decir que consiste en ayudar a la conservación de la memoria, o incluso crearla si no se tenía conocimiento alguno, se lleva a cabo cuando las personas dan testimonio.

Usualmente el “testigo” relata lo que presenció de modo subjetivo porque habla de su experiencia y no sólo de los acontecimientos, por supuesto que el relato que se obtenga al final estará permeado por el contexto de quien habla.

Este tipo de relato se utiliza con mayor frecuencia para casos judiciales, pero también para la construcción del denominado relato histórico desde la tamización de la tradición oral.

Por último y la acepción que en este artículo podemos mencionar es el relato histórico.

El devenir político de un país y sus acontecimientos tienen un impacto e influencia en el pasado o también pueden ser vigentes, estos son objeto de muchos relatos históricos y nuevas reescrituras que demuestran nuevos aspectos o nuevas relaciones que no se habían desarrollado antes.

Para este ámbito, los historiadores pueden estar de acuerdo en el acontecimiento de un suceso, pero se difiere en el contenido del mismo, ya que al relatar por más que se esté apegado a la fuente, la subjetividad del contexto sociocultural e ideológico influye en el entendimiento del mismo.

De este modo, se denota que los relatos históricos se construyen por el lenguaje. Y como todos reproducimos el lenguaje, podemos ser sujetos en un relato histórico.

De esta acepción es de la que se quiere vaciar cuando un interlocutor se referirse a los logros, interpretación y proyección histórica de los últimos doce años.

La derecha, la mayoría de los medios hegemónicos, la pseudo oposición a la derecha lo que pretenden es negarle al proceso de los últimos doce años de gobierno Peronista, encarnado en el motor del kirchnerismo, están negando es la categoría histórico política para darle un carácter inexistente desde ese lugar y “otorgarle” la “cualidad” de ficción populista.

Como diría Jauretche, la derecha, los sectores dominantes son grandes constructores de "zonceras" y nos toca a nosotros derrumbarlas.


BLACK CANARY 

16 comentarios:

  1. Excelente escrito!!! Clarísimo!! Abrazo grande al alma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas Gracias por tomarte el trabajo de leerlo y publicar.

      Eliminar
    2. Muchísimas Gracias por tomarte el trabajo de leerlo y publicar.

      Eliminar
  2. Gracias!!! Flor de halago compañera!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias compañero por detenerte a leerlo!!!!

      Eliminar
    2. Muy buen artículo! Abrazo

      Eliminar
    3. Muy buen artículo! Abrazo

      Eliminar
  4. Densidad y claridad, no siempre se logra Muy bueno!

    ResponderEliminar
  5. Gracias compañera! Y sobre todo por tomarte el tiempo de leerlo!

    ResponderEliminar
  6. Excelente trabajo ; para seguir aprendiendo. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  7. Excelente trabajo ; para seguir aprendiendo. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tomarte el trabajo de leerlo!!!!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por tomarte el trabajo de leerlo!!!!

    ResponderEliminar