viernes, 21 de diciembre de 2012

Paro "General" es sinónimo de Paro Político


19.12.201206:10
Carlos Marín
Carlos Marín
etiquetas esta nota tiene
  • Foto
PROTESTA OPOSITORA

Paro "General" es sinónimo de Paro Político

Hoy se realiza una nueva convocatoria a un paro “general” por parte de un sector del sindicalismo, cuyas cabezas visibles son los hasta no hace mucho enfrentados Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli.

    La pregunta obligada en estas situaciones es si a lo que se convoca es o no una medida política. Para despejar dudas no cabe otra contestación que sí, por muchas cuestiones, pero fundamentalmente porque un paro que se pretende "general" es por definición un paro político.

    Lo que hay que aclarar es que el hecho de la calificación (político) no descalifica la medida sino que la pone en el lugar correcto.
     ¿Por qué un paro general es un paro político? Porque siempre se dirige a que un gobierno cambie el rumbo que está siguiendo.

    Si a ello le adosamos que en este caso Hugo Moyano procura la adhesión de aquellos que se manifestaron en el 8N, de la UCR, de sectores de la dirigencia agroempresaria, no caben dudas, más allá de los esfuerzos y buena fe que por ejemplo tenga Omar Plaini, de la politicidad de la medida y del tono opositor de las mismas

    ¿Ello de por sí es malo? No. El problema radica  en la falta de reconocimiento por parte de los propios protagonistas de dicho posicionamiento, para evitar hipocresías de índole político.
    Ahora bien, ¿Cuál es la gravedad y/o conmoción social que promueve que esta parte del movimiento obrero convoque a un paro?
    a) Aumento del Mínimo no Imponible o reformulación de la estructura tributaria.
    b) Asignaciones Familiares Universales
    c) Devolución del Fondo de Redistribución de las Obra Sociales.

    No podemos dejar de mencionar que la medida de acción directa se pretende realizar un 19 de diciembre, fecha que tiene un alto significado político e histórico reciente y, viendo los reclamos centrales, sobre todo el primero y el tercero, nos da una clara referencia que la invocación de ella no tiene en la actualidad una asimilación posible a la sociedad argentina casi desintegrada del 2001.

    Si la cabeza del reclamo en ese momento hubiese sido el aumento del mínimo no imponible, no dudo que por ejemplo “Petete” Almirón y “Pocho” Lepratti aún estarían con nosotros, y que en las jornadas del 19 y 20 de diciembre del año 2001 no hubiese habido alrededor de treinta compatriotas muertos.
     
    No podemos dejar de mencionar que la medida se pretende realizar un 19 de diciembre, fecha que tiene un alto significado político e histórico reciente

    Teniendo en cuenta que desde el proceso político que se instauró el 25 de mayo de 2003 y hasta el 19 de diciembre de 2012 las trabajadoras y trabajadores de nuestro país lograron:
    1) Que se derogara la ley Banelco.
    2) Que se promocionara la negociación colectiva y salarial a niveles proporcionales como nunca en la historia de las relaciones laborales en la Argentina.
    3) Que la negociación salarial se instaurara anualmente.
    4) Que la recuperación salarial supere cualquier índice de inflación.
    5) Que el Salario Mínimo Vital y Móvil aumentara más del 1000 %.
    6) Que el salario promedio de los trabajadores bajo convenio colectivo de trabajo aumentara casi un 700 %.
    7) Que se crearan más de cinco millones de puestos de trabajo y el desempleo se ubique en un 7,2 %
    8) Que a la par de ello los gremios aumentaran geométricamente la afiliación sindical.
    9) Que se incorporaran al sistema jubilatorio más de 2.000.000 millones de trabajadoras y trabajadores que de otra forma no hubiesen podido acceder nunca a un haber jubilatorio.
    10) Que se combata el trabajo ilegal en sus distintas formas rebajándolo en casi 20 puntos porcentuales.
    11) Que el conflicto no sea reprimido como política de estado, sino que el Estado actúe en un rol conciliador y no neutral.
    12) Que se ha puesto al trabajo y a las políticas activas como eje fundamental de las políticas laborales.

    ¿Cuál es el sentido de un paro en este contexto? ¿Se justifica una medida gremial de este tipo por los tópicos ya mencionados en un proceso político transformador progresivo y constante?

    Ello sólo tiene “sentido” en el marco de posicionarse como alternativa política al Gobierno, por eso Paro General es sinónimo de Paro Político, y este a su vez es sinónimo de Oposición.

    Sin que nadie se ofenda, llamemos a las cosas por su nombre.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada