viernes, 24 de agosto de 2012

Algo Más Sobre el Consejo del Salario y la Realidad Sindical Actual


El Consejo del Salario y la responsabilidad democrática.

El Consejo del Salario (cuyo nombre completo es: Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil) es una de las instancias institucionales de Diálogo Social en la Argentina donde concurren la representación de los trabajadores, en sus distintas variantes; la representación de los empleadores y el Estado.

Una de sus funciones relevantes es fijar el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

El rol de esta instancia de diálogo es ser un instrumento de la democracia que dinamice en forma progresiva la negociación salarial al fijar un mínimo adquisitivo general que funcione como garantía salarial y como faro de la negociación salarial sectorial.

En ello la representación sindical cumple una función superlativa. Es por ello que llaman poderosamente la atención las declaraciones de Hugo Moyano tendientes a desnaturalizar un espacio tripartito democratizador de las relaciones laborales.

A pesar de no compartir el vuelco actual del discurso político del ¿titular? de la CGT, no es menos cierto que se pueden tener opiniones divergentes sobre cuál debería ser el SMVYM en esta etapa. Pero de ahí a bastardear una instancia de diálogo que él mismo elogió hasta la ultima reunión del Consejo del Salario, hay un largo trecho que, inclusive, tiene una proyección distinta al del perfil opositor.

Si la legitimación de una instancia democrática tiene como medida el lado del mostrador que uno se encuentra, no es una postura, realmente, democrática. Todo dirigente no debe perder de vista la conciencia democrática, esta es una de las máximas responsabilidades de un dirigente obrero, sobre todo teniendo en cuenta las pérdidas de derechos y humanas que han acarreado posturas contrarias a las instancias democráticas.

Sin dejar de lado el conflicto como herramienta de cambio, su canalización en instancias como el Consejo del Salario son inherentes a la democracia y a la responsabilidad sindical.

Carlos Luis Robinson Marin. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada