lunes, 2 de mayo de 2011

El Comunicado de la CGT del pasado 11 de Febrero de 2011 tiene varias puntas y puntos de análisis.



Empecemos por las cuestiones negativas:

Como en todo organización colectiva, dentro de la CGT distinta calidad de dirigentes.

Por obra de la dinámica de la actividad rural Gerónimo Venegas llegó a ser Secretario General de la UATRE, el problema es que la misma ha sido una actividad muy castigada y sometida a un desarrollo perverso, históricamente.

Los acontecimientos actuales dan cuenta de lo cruento que es el sector empleador y que tipo de idea de las relaciones laborales tiene, en esa idea de sometimiento existe una clara necesidad sistémica de que la entidad sindical del sector sea una pata más de esa mesa.

Es obvio que ante tamaño sojuzgamiento se necesita la cooptación del Sinidcato del sector y, si bien es cierto que como personas siempre tenemos posibilidad de elegir que camino tomar, cuanto más sometimiento hay, más díficil se hace la elección. Resulta evidente que la UATRE, con Venegas a la cabeza decidió “acceder” a la coptación, ello no imp`lica exculpar a nadie.

La discusión de ello es más larga pero no es el objeto del presente análisis.

En este sentido siendo que la representación de UATRE dista mucho de una “genuina”, en términos de raíz y filosofía sindical, representación de los trabajadores de la actividad, la oportunidad en la cual se emite el comunicado de la Confederación General del Trabajo dista mucho de tener el timming necesario para poder hacer mella en la sociedad y la opinión pública en términos positivos.

Así, dada la oportunidad en que el comunicado aparece por ante la sociedad, pareciera ser una respuesta corporativa, pero no desde el punto de vista de la defensa de las entidades sindicales, sino desde el punto de vista de la defensa de intereses de determinada dirigencia sindical.

Pareciera reafirmar ello cuando, si bien es cierto que desde la liturgia peronista y sindical el término “compañero” es normal y habitual, no es menos cierto que ese tratamiento en un momento como este a Gerónimo Venegas confunde el mensaje que se pretende dar.

No tanto por la citación del Juez Oyarbide en la causa de los medicamentos, - que de por sí es grave - sino por los descubrimientos de como los trabajadores que representa se encuentran en sus respectivos lugares de trabajo. Ello así porque la cuestión de la trata de personas y reduccción a la servidumbre en los que se han encontrados a miles de trabajadores agrarios se encuentra evidenciado y documentado, no se puede refutar, mientras que al no poder acceder al expediente de  los medicamentos uno se tiene que inclinar por el principio de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

En ello empezamos a rescatar el mensaje de la CGT en el cual, más allá del personaje, no es menos cierto que ladipar a cualquier persona porque es llamada a declarar por ante la justicia no aparece como muy democrático.

El tema es grave, sí es gravísimo. Pero que el tema en sí mismo sea grave no traslada inmediatamena y automáticamente responsabilidades.

Obviamente, esto más allá de la opinión subjetiva personal que pueda tener cada uno de nosostros de tales dirigentes.

En realidad lo sustancial del comunicado se encuentra en los párrafos que a continuación transcribimos:

“…NOSOTROS DEFENDEMOS LAS INSTITUCIONES Y LOS PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Y LO DECIMOS CLARAMENTE CADA UNO TIENE QUE SER RESPONSABLE DE SUS ACTOS, PERO NO SE PUEDE OLVIDAR EN TODOS LOS CASOS QUE RIGE EL PRINCIPIO DE INOCENCIA , EL DEBIDO PROCESO Y LA DEFENSA EN JUICIO. LA SIMPLE DENUNCIA O LA IMPUTACIÓN NO PUEDEN CONVERTIRSE MEDIATICAMENTE EN UNA CONDENA…”


“…VAMOS A DEFENDER LOS SINDICATOS, LAS OBRAS SOCIALES, LOS SALARIOS, LAS JUBILACIONES Y LA DIGNIDAD DE LOS TRABAJADORES. VAMOS A CONTINUAR DEFENDIENDO UN MODELO DE PRODUCCIÓN NACIONAL E INCLUSIÓN SOCIAL QUE COMENZO EN MAYO DEL 2003, VAMOS A SEGUIR CONDENANDO EL TRABAJO ESCLAVO, LA TRATA DE PERSONAS, LA EXPLOTACION DEL TRABAJO INFANTIL Y EL TRABAJO EN NEGRO. DEBE QUEDAR ABSOLUTAMENTE EXPLICITO QUE ASI COMO CADA UNO DE NOSOTROS ASUME LAS RESPONSABILIDADES DE SUS CONDUCTAS, NO CAEMOS EN LA INGENUIDAD DE NO ADVERTIR LA INTENCIÓN MANIFIESTA QUE BUSCA DEBILITAR A UN MOVIMIENTO OBRERO QUE MAYORITARIAMENTE HA DEFENDIDO LA PATRIA, LA DEMOCRACIA, LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA SOCIAL, SU HISTORIA ASI LO EXPRESA...”.

Estos párrafos son el nudo gordiano del comunicado y sobre esta tónica, entiendo, debió girar la redacción del mismo.

Momento en que se larga el comunicado y redacción del mismo son dos cuestiones en las que se ha errado la cuestión estratégica y han montado un debate errado sobre el apoyo de la CGT a el Sr. Gerónimo Venegas. La redacción del mismo, por lo tanto ha nublado, ha escondido el mensaje final e importante.

El árbol, nos nos deja ver el bosque.

Sin embargo, es importante destacar que como bien lo dice el primer párrafo transcripto, la cuestión no está puesta en eludir las responsabilidades ante la justicia por parte de los dirigentes gremiales, sino en tratar de combatir el metamensaje que gran parte de los medios de comunicación en congruencia con cierto pensamiento prejuicioso  de parte de la sociedad propone estigmitizar, vituperar y debilitar al sindicalismo y al rol laboral y social que el mismo cumple en la sociedad.

Porque no nos equivoquemos, el debilitamiento de las entidades sindicales, más allá de los dirigentes que en determinados momentos coyunturales estén al frente de su conducción, es un ataque a los trabajadores.

La añoranza de un sindicalismo retraído y en retirada es el anhelo de ciertos sectores que entablan un doble juego. Hacen basa en Gerónimo Venegas detenido como “simbolo” de un sindicalismo corrupto, pero a su vez lo abrazan y lo ponen como “ejemplo”, mostrándolo en el goce de su libertad y con sus palabras paseandose por todo medio de comunicación y con el apoyo, fundamental de los sectores dominantes y de la “nueva” política – Duhalde, Macri, Felipe Sola, Aguad, encaramándolo como “preso político”

Por qué ese doble juego? Porque con lo primero proyectan la sospecha prejuiciosa sobre todo dirigente sindical, prejuicio que se encuentra instalado en gran parte de la sociedad, prejuicio que se equipara al de “todos los políticos son iguales”. Prejucio en fin, que es eminentemente antisindical y antipolítico.

Y por el otro se mantiene un metamensaje, ya encarnado por Duhalde por el cual los sindicatos deben ser como la UATRE,, porque durante este período las asociaciones profesionales de trabajadores han obtenido demasiado poder y esto no puede ser así.

Que los sindicatos tengan una importante cuota de poder es imprescindible para la sociedad, para el progreso de las condiciones de trabajo y para el mercado interno.

Cuanto más fuerte es el sindicato, más democrática es la sociedad y no viceversa.

No es el Juez Oyarbide quien ataca a las instituciones sindicales y a las Obra Sociales citando a tal o cual dirigente a declarar, ello siempre y cuando este fundada la resolución de indagatoria, pero sin desconocer quien es el dirigente en cuestión, ello no puede implicar en sí mismo culpabilidad.

Mucho menos puede implicar proyectar culpabilidad sobre casi todo el arco sindical, pero además no puede – debe – proyectar la sensación de que la institución sindical es mala por sí misma, más alla de la culpabilidad o responsabilidad en determinados actos que puedan tener o no algunos dirigentes sindicales.

Los sindicatos son institución e instrumento de la democracia, cuando más fuerte es un sindicato, más democrática es una sociedad y más fácil es su democratización.

Un sistema capitalista sin sindicatos fuertes implica proyectar la imagen de la trata de personas y reducción a la servidumbre a todas las actividades económicas.

Por eso el mensaje de defensa de las entidades sindicales y de las obras sociales, en el marco de la democracia y la división de poderes que ha hecho la CGT, sin eludir responsabilidades.

No es en sí misma una defensa “corporativa”, sino es la defensa de la institución de los trabajadores.

Por ello que el árbol no nos tape el bosque.

Carlos Luis Robinson Marin
Especialista en Derecho Sindical

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada